Abril, un mes para conmemorar los derechos de las mujeres rurales en Cundinamarca

En el mes de abril se conmemora en Cundinamarca el Día Departamental de los Derechos Humanos de las Mujeres Rurales. La Gobernación de Cundinamarca instaura el día 7 de abril como día de la mujer rural para resaltar los derechos de las mujeres campesinas y su importante rol en la agricultura.

De acuerdo con OXFAM, la mujer rural colombiana Se “caracteriza por contribuir en gran medida a la producción agrícola, pero sin mucho reconocimiento, pues no es común llamarlas productoras”. Eso sumado a las inequidades que vive el sector rural y los tipos de violencia que han presenciado por décadas las mujeres.

Sin embargo, es relevante destacar los derechos que tienen en Colombia las mujeres rurales. En 1984, nace la primera política pública nacional para la mujer campesina (CONPES 2109), la cual buscó modificar las “condiciones desventajosas de participación de la mujer en el desarrollo agrario, facilitando el acceso a la tierra, crédito, asistencia técnica, capacitación y organización”. Luego, en 1993, se crea la política para el desarrollo de la mujer rural (CONPES social 23) donde se fortalecen las estrategias y servicios para la mujer rural y se crea el consejo de Política de Mujer Rural y de la Oficina de Mujer.

Actualmente, la Ley 731 de 2002 enmarca las normas para favorecer a las mujeres rurales, donde se destaca la participación en fondos de financiación del sector rural, creación del fondo de fomento para la mujer rural (FOMMUR), el acceso al régimen de seguridad social, la educación, capacitación, recreación y el acceso a igual remuneración en el sector rural.

Además de los avances en las políticas públicas orientadas al desarrollo de la mujer rural, es importante resaltar el liderazgo de mujeres en el sector agrícola para lograr la defensa de los derechos humanos de las mujeres campesinas, indígenas y afrodescendientes del territorio. Entre ellas se destaca en el Departamento de Cundinamarca, Elsa Omaira Álvarez Mora, que durante la mitad de su vida se dedicó a esta labor social. Uno de sus más grandes proyectos fue la creación de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas de Cundinamarca  (Fedemucc); la cual se constituyó en 1999, con el fin de promover la formación y capacitación en Derechos Humanos, la realización de proyectos productivos y, la participación social y política en el Departamento para las mujeres.

Gracias a Fedemucc, ha sido posible hasta el día de hoy, la formación de más de 2.000 mujeres y lideresas de 5 municipios en Derechos Humanos con enfoque de género, la Promoción y aumento de la participación política y representativa de las mujeres en los Concejos y Alcaldías Municipales, Juntas de Acción Comunal y, Consejos Territoriales de Planeación entre otros proyectos.

Por: Juanita Orjuela – Voluntaria Fundación Más por TIC.

Noticias Relacionadas
0 Comentarios

Deja un Comentario