Rocío Vargas, una mujer emprendedora que lucha por volver al campo

En la Fundación Más Por TIC buscamos conectarnos con los líderes rurales de Colombia, es así como logramos que los productores agrícolas puedan pasar por un proceso de aprendizaje para entender que las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) son un aliado estratégico para vender, comunicarse con sus clientes, proveedores y enfrentar los cambios en el mercado. Hoy, #DiaDelCampesino queremos hacerle un homenaje a la primera líder rural que conocimos en el año 2013, mostrando su historia, sus pensamientos y su ejemplo como mujer agricultora, líder y emprendedora.

Como Rocío, hoy muchos agricultores en Colombia no pueden hacer lo que más aman, trabajar en el campo.

Jesica Rocío Vargas, destacada como una de las líderes emprendedoras más jóvenes de su municipio, Silvania – Cundinamarca. Con 24 años, lucha por la equidad e igualdad en el campo siendo líder de la Asociación Frutícula el Trópico “Asofrutro”. Fue aspirante al Concejo municipal de Silvania para el período 2016 – 2019, con la claridad de llevar sobre sus hombros un gran compromiso con su municipio y población.

Rocío dice: “es fácil ver los toros desde la barrera”; su liderazgo lo demuestra con acciones y proyectos donde está primero la gente a quien representa.

Hija de María Dominga, hermana de tres mujeres y dos hombres que nacieron y crecieron en la Vereda Noruega Berdum – Silvania, con la convicción que todos tenemos la oportunidad de decidir sobre el futuro de nuestro pueblo.

Una mujer que tiene sus valores claros. Su formación educativa la inició en la Escuela rural Noruega baja, continuó la secundaria en el Colegio Uribe Ramírez, lo cual no fue nada fácil debido a los bajos recursos económicos y la distancia para ir a estudiar. La gran enseñanza de su niñez y juventud es “la vida se hace más fácil, cuando aprendemos a elogiar la dificultad”. Por sus altas calificaciones logró una beca en la Corporación educativa San Agustín en Bogotá, para el programa técnico en administración y finanzas. Al mismo tiempo logró un diplomado en hotelería y turismo.

Dentro de sus iniciativas en mejorar la vida de su comunidad está la educación, defender los derechos y el papel de la mujer en el campo, la protección a la infancia y adolescencia para que los jóvenes y niños ocupen el tiempo libre en actividades lúdicas, artísticas, deportivas en compañía de escuelas de formación.

Actualmente Rocío vive una de las situaciones más difíciles de su vida, como ella lo describe “desafortunadamente me tocó dejar atrás el campo para buscar la oportunidad de pensar en el futuro, pensar en la estabilidad económica de mi familia”. El campo vive la más fuerte injusticia social y no está preparado para enfrentar la competitividad. Afirma Rocío: “En el campo no se piensa en el futuro, no se ahorra por los costos que hay que asumir, cada vez hay menos trabajo y falta apoyo a las nuevas generaciones”

Como Rocío muchos agricultores en Colombia les ha tocado cambiar su felicidad por la estabilidad, se han enfrentado a la decisión de tener que trabajar en lo que no desearon y de lo que no saben, para poder vivir dignamente.

Rocío nos cuenta: “Hay que sacrificar algo para obtener algo, en este caso me toco a mi .. dejar el campo, lo que amo, mi familia, mis amigos, mi niñez, mi pasado, mis sueños y proyectos … porque la situación cada día es más difícil, los costos de vida están muy altos..el gobierno dice que hay más oportunidades de estudio y de salir adelante pero es mentira , las oportunidades y la información no están llegando para quienes las necesitan”

Según la experiencia de Rocío, a un agricultor en Colombia desde muy temprana edad le toca trabajar, estudiar y velar por su familia en el campo. Sin embargo, ella como toda líder no pierde la meta, dice: “Estoy trabajando fuerte para volver a la vereda… cada vez que encuentro un espacio voy a la vereda a visitarlos”. Hoy Rocío se comunica frecuentemente con su familia y compañeros de la vereda Noruega por medio de su celular, con la ayuda de aplicaciones como Whatsapp y Facebook, pues ella fue la primera mujer líder en ser parte de un proyecto Más Por TIC, demostrando que las TIC son,  también, su herramienta de trabajo.

Esta es una de nuestras metas en la Fundación Más Por TIC, lograr que los campesinos puedan conectarse y asociarse a través de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Y nuestro próximo reto es lograr que agricultores como Rocío puedan volver a hacer lo que aman ayudándolos a lograr crecimiento en sus negocios agrícolas.

Noruega-Berdum

Foto: Agricultores de la vereda de Noruega Berdum – Silvania. Departamento: Cundinamarca. Colombia

 

Noticias Relacionadas
0 Comentarios

Deja un Comentario